Sobre la presbicia

Si tiene 40 o más años de edad y ha observado que cada vez le cuesta más leer la letra pequeña, tiene un problema muy común denominado presbicia. La presbicia se debe al debilitamiento del mecanismo de enfoque del ojo y es una parte natural del proceso de envejecimiento: con la edad, el cristalino de los ojos se vuelve más grueso y pierde elasticidad, y los músculos que lo rodean tienen más dificultades para enfocar el ojo. Estos cambios reducen, sobre todo, la capacidad para enfocar los objetos cercanos, y para verlos con nitidez es necesario aumentar la distancia entre ellos y el ojo. Así, si estamos leyendo un libro o viendo un teléfono móvil, tenemos que mantenerlo alejado para poder verlo bien. Por eso la presbicia se conoce también como el «síndrome del brazo largo».

¿Cómo puedo saber si tengo presbicia?

El síntoma principal es la visión borrosa, en especial al trabajar de cerca o tratar de enfocar objetos cercanos, un síntoma que empeora cuando hay poca luz o estamos cansados. También puede notar una tendencia a mantener los textos de lectura alejados para poder leerlos. La presbicia puede provocar además dolores de cabeza y fatiga ocular. Por lo general se diagnostica mediante un examen visual completo.

¿Por qué sigue empeorando mi visión?

La visión de cerca empieza a declinar a causa de la presbicia en torno a los 40 años. La presbicia sigue aumentando —lo que hace necesario modificar la graduación de las lentes de contacto o las gafas— hasta que se traspasa la barrera de los 60 años. A partir de ese momento, debe dejar de empeorar.

¿Cómo se trata la presbicia?

Se puede corregir con lentes de contacto multifocales o gafas. Las lentes de contacto multifocales enfocan la luz de las distancias cortas, intermedias y largas en el fondo del ojo, generando así la imagen más nítida posible. Este sistema único emplea dos lentes diferentes, pero complementarias, que trabajan juntas para proporcionar al usuario una visión nítida de cerca, de lejos y en las distancias intermedias.

Estoy empezando a notar síntomas de presbicia, ¿qué hago?

La presbicia nos afecta a todos cuando traspasamos la frontera de los 40. Si nota que tiene síntomas, acuda a su profesional habitual del cuidado de la salud visual que podrá aconsejarle sobre las distintas opciones disponibles para que no tenga que cambiar su modo de vida. Las gafas «de leer» son una solución bastante habitual, pero a veces no son la más práctica. Pregunte a su profesional si las lentes de contacto Biofinity Multifocal son adecuadas para usted y las posibilidades que le ofrecen de seguir viviendo su vida a su manera.